La reina Letizia, ¡por fin con sus colores!



Las Casas Reales suelen tener muy en cuenta el significado de los colores cuando acuden a sus distintos compromisos y sobre todo, cuando asisten a grandes eventos como pueda ser una coronación. De hecho, en las coronaciones siempre se especula muchos sobre los distintos colores que podrían elegir en función del mensaje que quieren transmitir.


Ésto en realidad es una estrategia de comunicación no verbal muy inteligente, ya que el significado de los colores además de provenir en gran medida de la información que nos aporta la naturaleza, también tienen una carga emocional y cultural que hemos ido heredando como sociedad. Por tanto, instintivamente reaccionamos ante los colores física y emocionalmente.




No obstante, como ya os he ido contando en artículos anteriores, los colores tienen otro efecto a nivel físico. Es decir, según nuestros rasgos (piel, ojos y cabello), hay colores que potencian nuestra belleza y otros que la apagan o incluso satirizan. Y es precisamente este tema el que quería comentar hoy con respecto a la figura de la Reina Doña Letizia.


Como estilista de moda y asesora de imagen me encanta analizar la imagen de personajes públicos porque te aporta mucha información y aprendes mucho. Por ello, en los últimos meses, he estado analizando los estilismos de la Reina Letizia en sus apariciones públicas y no ha dejado de sorprenderme que utilizase colores que no le favorecían en absoluto.




Para centrar el tema, en primer lugar tenemos que detectar a qué estación pertenece y es que de entrada es un caso que puede despistar un poco, por lo que vamos a empezar por descartar las estaciones a las que no pertenece.


Cuando nos fijamos en los rasgos de la Reina (ojos, cabello y piel) vemos que no contrastan mucho entre sí, sino que tienen un nivel de contraste medio/bajo y que su aspecto tampoco es brillante sino suave. Con estos dos datos, descartamos 2 estaciones en colorimetría: el invierno y la primavera.


De hecho, los colores fuertes como el negro, el fucsia o rojos muy vibrantes le causan un efecto negativo en el rostro haciendo que parezca más mayor, más cansada o incluso podemos observar que sus rasgos con estos colores se ven mucho más exagerados de lo que son en realidad.


Al descartar estas dos estaciones, podríamos dudar entre el verano y el otoño, sobre todo entre el verano suave y el otoño suave, ya que en ellas predominan esos rasgos suaves sin mucho contraste.


Como ya vimos en el caso de la Princesa Leonor, puede resultar complicado decidirse entre un otoño suave y un verano suave, pero en el caso de Doña Letizia es bastante fácil detectar una subtonalidad dorada en su piel, por lo que pertenece a la subestación OTOÑO SUAVE.





Por ello, todos esos colores verdes, rosas, beige y azules suaves que está utilizando últimamente son perfectos para ella porque potencian su belleza natural (a pesar de la mascarilla de color blanco).


Además, con el estudio de colorimetría también podemos conocer otros datos como qué joyas, maquillaje y tono de cabello le van a sentar mejor. Pongamos un ejemplo sobre el maquillaje. En la comparación de las dos fotografías que hay justo debajo del texto se ve claramente que le sienta mejor el maquillaje mate y de tonos tierra o burdeos apagados, antes que el maquillaje vibrante con mucho brillo. El primero favorece y realza sus rasgos, mientras que el segundo exagera sus rasgos con un resultado muy poco natural.



¿Os ha gustado este análisis de colorimetría de la Reina Letizia?


Si quieres conocer cuáles son los colores que favorecen de forma natural a tu rostro, ¡reserva tu sesión de Asesoría de Color!